Mantenimiento de Sistemas de Enfriamiento por Agua

Los sistemas de enfriamiento por agua requieren de buenas prácticas de limpieza y un protocolo adecuado de mantenimiento para garantizar su eficiente funcionamiento y evitar contaminaciones; sobre todos los sistemas evaporativos. Estos sistemas cuentan con torres de enfriamiento, unidades manejadoras o enfriadores de agua (Chillers), los cuales son propensos a contaminantes externos (lodo, basura, insectos) y contaminantes internos como sólidos solubles en el agua, productos de corrosión de las líneas, aceites en las piezas mecánicas, entre otros.

 

Errores comunes

Tubos del condensador de un chiller sucio

Una adecuada limpieza profesional en los sistemas de enfriamiento por agua es necesaria para su funcionamiento eficiente. Muchas veces se puede notar técnicos “limpiando” las torres de enfriamiento con pantalones remangados y vaciándolas como si fuesen piscinas, sin embargo, aunque el agua de estas se vea cristalina no es agua potable, contiene químicos capaces de generar alergias. Igualmente, las torres de enfriamiento puede ser focos de enfermedades dado que sus aguas pueden contener microorganismos patógenos, por ende, es necesario que el personal de limpieza cuente con el equipo de seguridad adecuado.

Las algas son grupos de microorganismos que abarcan desde plantas acuáticas hasta bacterias unicelulares, las cuales pueden formar colonias. Es importante percatarse que al romper o desmenuzar una colonia de algas no se está matando al organismo, sino que se está dividiendo dicha colonia y multiplicándola. Para evitar este error es imprescindible la desinfección previa del área.

Otro error común es vaciar las torres de enfriamiento, ya que esto elimina gran parte de los químicos que se encuentran dentro del sistema. La mejor práctica viable es la limpieza por aspiración y, de ser posible, el filtrado para retornar el agua aspirada.

Buenas prácticas para el mantenimiento de sistemas de enfriamiento

Capacitación de HydroChem al personal de Tocumen S.A y Odebrecht sobre el sistema de tratamiento Pulse Pure de Evapco de la nueva terminal aérea.

Además de la utilización de equipo de seguridad adecuado y la desinfección previa del sistema antes de limpiar, otra buena práctica es la utilización de aspiradoras especiales para limpiar las tinas. De no utilizarse aspiradoras se corre el riego que las algas y moho removido, entre otros detritos, terminen en zonas de la tina como la entrada al ecualizador que generalmente no puede ser drenado y al arrancar el sistema el sucio se bombea hacia las manejadoras, el Chiller o el intercambiador.

Es importante realizar la limpieza del sistema en todas las torres a la vez, si se limpia una por una y se alterna la operación de las mismas se estaría realizando una contaminación cruzada; tampoco es bueno mantener una tina con agua sin operación más de 3 días ya que, al no tener acceso al biocida se convierte en un potencial foco de mico organismos, insectos y animales pequeños.

Finalmente, para una responsable limpieza se requiere más que sólo agua, se necesita un producto tensoactivo y biocida para tratar las algas, moho y bacterias, y un producto desincrustante para las calcificaciones debido a la evaporación del agua, especialmente en las torres Cross Flow.

Un sistema limpio es un sistema eficiente, pero una limpieza inadecuada de un sistema puede ser incluso peor que dejarlo sucio, por consiguiente es muy importante contar con un servicio profesional.

Volver arriba